Qué ocurre con las deudas de un fallecido

Si has perdido a alguien y crees que tenía problemas económicos o algún préstamo bancario, te interesará saber qué ocurre con las deudas de un fallecido. Te lo contamos.

Ligado al dolor que ocasiona la pérdida de un familiar suelen venir algunos quebraderos de cabeza, como la apertura de testamento y el reparto de la herencia. Se trata de uno de los trámites que hay que realizar cuando fallece un familiar.

Este trámite se agrava si resulta que el fallecido tenía pagos pendientes, con el consiguiente interrogante: ¿qué ocurre con las deudas de un fallecido?, ¿se heredan?

Ese es precisamente el tema que nos ocupa en este post y con el que esperamos aclarar todas tus dudas.

Qué ocurre con las deudas de un fallecido

Lamentablemente, si efectivamente eres beneficiario, heredas las deudas del fallecido.

Por eso, antes de aceptar ninguna herencia te interesa conocer el estado de las cuentas bancarias solicitándolo a la Central de registros del Banco de España. Este ente público podrá decirte si el fallecido tenía préstamos pendientes o no.

Una vez has recabado esta información, si resulta que las deudas son mayores de lo que puedes afrontar podrás renunciar a la herencia.

De hecho, en los últimos años con motivo de la crisis económica, las renuncias han aumentado considerablemente. El Colegio de Notarios estimó en 2017 que aumentaron casi un 12%.

Sin embargo, si los herederos pueden hacer frente al pago podrán aceptar la herencia. Esta opción suele ser interesante cuando la deuda se refiere, por ejemplo, a los últimos años de hipoteca.

En tal caso, puede ser interesante de cara a quedarse con la propiedad, aunque al solicitar un préstamo de este tipo suele figurar entre las vinculaciones el seguro de vida, por el cual en caso de fallecimiento se saldan automáticamente las mensualidades pendientes.

La aceptación de la herencia a beneficio de inventario

Otra de las alternativas más comunes suele ser la aceptación de la herencia a beneficio de inventario, que básicamente viene a significar el pago de las cuentas pendientes con los bienes que el fallecido tenía. De este modo, los herederos podrán recibir el legado sin poner en peligro el patrimonio.

Para poder acogerse a esta opción hay que hacerlo en las primeras semanas tras conocerse el testamento, y ante notario o juez. El viudo o viuda, o en su defecto el mayor heredero, será sobre quien recaiga la responsabilidad de hacer un inventario de las deudas y los bienes del fallecido.

En resumidas cuentas, antes de aceptar una herencia conviene investigar en qué estado estaban las cuentas del fallecido y si lo que estamos aceptando supondrá una carga aún mayor, o no.

Nuevo llamado a la acción



Artículos relacionados

Qué pasa si no tienes un seguro de decesos

Leer más
Diferencias entre modalidades de primas

Diferencias entre prima renovable y prima nivelada

Leer más
Trámites Seguros de decesos

10 trámites tras el fallecimiento de un familiar

Leer más