Qué pasa si no tienes un seguro de decesos

Si alguna vez te has preguntado qué ocurriría si no tienes un seguro de decesos, a continuación encontrarás todas las respuestas que necesitas.

Resulta muy común preguntarse qué ocurre si no tienes un seguro de decesos, más todavía cuando uno está decidiendo si contratar un seguro de defunción o no.

Las dudas en torno a qué pasaría, a qué nos estaríamos arriesgando, son habituales, y no es para menos. En el caso de decidir contratar un seguro de decesos la mentalidad que prima es precisamente la de “prevenir antes que lamentar”. Por algo será…

A continuación, te contamos qué ocurre si no tienes un seguro de decesos, a qué gastos habría que hacer frente y cómo evitar una carga adicional al duelo.

Qué ocurre si no tienes un seguro de decesos

Básicamente, si no cuentas con un seguro de decesos serán tus herederos quienes tengan que afrontar todos los gastos derivados de tu defunción. Es su obligación, no sólo moral sino también legal, la de hacerse cargo del traslado e incineración del cadáver, urna para cenizas o ataúd, gastos del entierro y de todas las gestiones pertinentes.

Aunque los gastos de defunción varían de una comunidad a otra en el caso de España, los costes de este tipo de servicios son muy elevados, lo que puede suponer una gran faena para los herederos.

Es más, al darse caso de familias que no cuentan con medios económicos suficientes para hacerse cargo, algunos ayuntamientos han terminado ofreciendo ayudas en las tasas de enterramiento pero no en el resto de los importes.

Hay a quien se le ocurre donar el cuerpo a la ciencia para no tener que hacer frente a los gastos. Pero lo cierto es que no es tan sencillo. Esta donación a la ciencia ha de hacerla uno mismo en el testamento, no los herederos, y no todos los cuerpos son aceptados.

Para evitar estas situaciones, nada agradables y que además suponen una carga extra al duelo, es cierto que contratar un seguro de decesos supone todo un acierto. De eso no cabe duda.

Es resultado de una mentalidad considerada y generosa hacia los tuyos, a quienes les ahorras una carga económica importante además del hecho de tener que encargarse de estos trámites en momentos tan dolorosos.

Lo que sí está claro es que si contratas un seguro de decesos, todo son ventajas para tus seres queridos y familiares, a quienes de una manera u otra ayudarás con los trámites y con el duelo.

También en el caso de que no tengas familia o allegados que puedan hacerse cargo de estos gastos y trámites es una solución que te asegura un final adecuado y correcto según tus deseos e indicaciones, los cuales que puedes dejar recogidos en el propio testamento.

Calcula tu precio seguro decesos

Etiquetas: ,